Alcauciles al estilo judíoAlcauciles al estilo judío

Complejidad Rendimiento Público Tipo de Plato
Intermedia 6 porciones Ovo/Lácteo/Vegetarianos Entradas
Cocina Sabor Estación / Ocasión Temperatura
Judía Salado Cualquier Ocasión A temperatura ambiente
Forma de Cocción Tiempo de preparación Tiempo de cocción   
Frito 20 minutos 30 minutos   

IngredientesIngredientes

Harina de matsa 2 tazas
Ajo picados 8 dientes
Pimienta negra molida a gusto
Sal 1 cdta.
Albahaca picadas 1/4 taza
Perejil fresco picado 1 taza
Aceite de oliva 1 3/4 tazas
Alcaucil 12 unidades
Limones pequeños exprimidos 3 unidades
 
Decoración
Pimentón (opcional) 1 cda.
Albahaca (opcional) 12 hojas

UtensiliosUtensilios

Fuente (para servir), Espumadera (de metal), Sartén, Papel absorbente, Molde para tartas, Bol (grande), Bol (pequeño), Tabla, Cuchillo (filoso)

PreparaciónPreparación

1. Retire las hojas de alcauciles que estén duras o dañadas. Con un cuchillo afilado corte sus puntas y déjeles los tallos de 3 cm aproximadamente, y si es necesario retíreles las fibras. A medida que vaya preparando las alcauciles, colóquelos el el bol grande lleno de agua y jugo de limón, para evitar que se oxiden, ya que aparecen manchas oscuras.

2. Por otro lado, en el bol pequeño, mezcle 3/4 taza de aceite de oliva, el perejil, la albahaca, la sal y la pimienta al gusto, y el ajo. Vierta 3/4 taza de harina de matsa en un molde para tartas y déjela reservada aparte.

3. Escurra bien los alcauciles y séquelos con papel de cocina. Sosteniendo uno por uno del tallo, déle un fuerte golpe contra una superficie plana para que se abran las hojas. Rocíe el interior del alcaucil con un poco de aceite y la mezcla de hierbas, y luego rebócelos en la harina de matsa. Repita la operación con el resto de ellos.

4. Luego, llene la cacerola grande o una sartén de fondo pesado, con 1/2 taza de aceite de oliva (deberá tener un alto de 3 mm) y caliéntelo a fuego medio. Coloque los alcauciles en su interior y cocínelos a fuego medio, dándolos vuelta una o dos veces, hasta que estén tiernos y dorados, este paso le llevará de 25 a 30 min.

5. Sírvalos a temperatura ambiente, rociadas con el jugo resultante de la cocción o bien riéguelas con aceite de oliva. Decórelas con ramitas de perejil fresco o de albahaca y espolvoree los bordes de la fuente o plato con pimentón.

TrucosTrucos

¿Cómo se comprueba la frescura del alcaucil?

Para saber si el alcaucil es fresco hay que doblarle una de sus hojas hacia el cabo. Si se rompe con un ruido seco, es prueba de frescura.

¿Cómo pueden emplearse los tallos de alcaucil?

Cuando use alcauciles bien frescos, no tire sus tallos ya que puede también consumirlos. Para eso pele la capa fibrosa exterior que los recubre con un cuchillo pequeño o pelapapas. Córtelos longitudinalmente a la mitad y póngalos a cocinar en abundante agua salada hirviendo con un poco de jugo de limón, para que conserven su color.

Información adicionalInformación adicional

Ingredientes Nombres alternativos Sustitutos
Harina de matsa Harina de matzo -
Alcaucil Alcachofa, Morrillo -
Limones - Vinagre de manzana : 3 cdas.

Utensilios Nombres alternativos Sustitutos
Espumadera de metal Rasera -
Sartén - Cacerola
Papel absorbente - Servilletas de papel
Molde para tartas Tartera -
Bol pequeño Cuenco, Tazón -

Cerrar

¿Qué virtudes tiene el llamado “té verde”, tan popular en Japón?

Este tipo de infusión es una fuente natural de antioxidantes, relacionados con la prevención del cáncer, la disminución del riesgo de infarto, la reducción del colesterol en sangre, el control de caries y la menor formación de cuágulos sanguíneos. Como si fuese poco, el té verde actúa también como un eficaz antiinflamatorio en los procesos de artitis.

Anterior
Siguiente
Cerrar

Cerrar

Recuperar contraseña

Para recuperar su contraseña, debe llenar el campo de abajo con el mail que se habia registrado.
Una vez realizado este paso, reenviaremos a su casilla de correo de registro su contraseña. Gracias.


El email ingresado no se encuentra registrado
Cerrar

Enviar receta por email